sábado, 28 de noviembre de 2009

Rendición

He perdido tantas batallas, que he pensado en renunciar,
rendirme a la desesperación
Pero sigo creyendo,

¡Amor a quemarropa!

Flechazo de pasión que hace que mis piernas tiemblen,
Sentir el cosquilleo que, aún sin viento, ni caricia,
recorre todos mis poros

Y sí, estoy ciego,
yo no tengo que cerrar los ojos para mirarte,
conservo todos tus movimientos en mi cajita
giro la manivela, y solo bailas para mí

Y sí, estoy muerto,
pero todo es cuestión de tiempo,
y algún vendrás a mí






4 comentarios:

Valerie dijo...

Resonating loud and clear

king dijo...

me molan tus letras

Luca dijo...

De hecho cada vez me gusta más...

Anónimo dijo...

sois unos pelotas...
Vamos a pillar el toro por los cuernos!!! txn